RECORDAMOS A MARÍA ELENA

Cumpleaños de María Elena Walsh

“Lector se nace, lector se hace, lector se muere. Como el hábito no tiene finalidad práctica, no admite renuncia por abandono ni por desaliento ante el posible competidor. (…) El lector nace, siempre que cuente al nacer con las hadas reglamentarias asomadas a su cuna que le otorguen dos dones. Una familia natural o vicaria, en la que un adulto esté hechizado por un libro. Y un ámbito escolar donde se enseñe humildemente a leer y escribir, porque pese a los cambios vertiginosos impuestos por el negocio de la informática, durante bastante tiempo nos seguiremos manejando con el alfabeto.”

En estos pensamientos de su último libro Fantasmas en el Parque se mezclan la autobiografía, reflexiones sobre la ciudad de Buenos Aires y algunos encuentros ficticios en el Parque Las Heras. Allí María Elena Walsh nos deja su impronta sobre el lector.  Nos brinda su testimonio de una auténtica pasión de vida que iluminó a muchos otros lectores de todas las edades y cautivó y sigue enamorando con sus canciones, como la inolvidable Serenata para la Tierra de Uno.

Hoy sería el Cumpleaños de María Elena Walsh

Nació un primero de febrero, hace noventa años, en Ramos Mejía, actualmente Partido de La Matanza. En una familia de clase media, con un papá inglés que trabajaba en el Ferrocarril del Oeste como contador y una mamá dedicada a las tareas domésticas, como era costumbre de la época. 

Tuvo una infancia feliz, rodeada de juegos, aire y sol, trepada a los árboles en las tardes de verano y aprendiendo a leer en casa de una vecina a los cuatro años.

En su familia amaban la música y no faltaban los libros y las canciones infantiles que entonaba Enrique Walsh: las Nursery Rhymes Versos ingleses de antigua procedencia, fueron el origen de sus canciones para chicos que aún hoy aprenden nuestros hijos y nietos.

Aunque se recibió en la Escuela Nacional de Bellas Artes, fue por vocación, una poeta precoz que amaba “las cárceles del verso”, es decir, se sentía libre dentro de los metros tradicionales de la poesía española. Nunca desdeñó su primer libro de versos: Otoño imperdonable, (1947), que obtuvo el segundo Premio Municipal de Poesía y gracias al que consiguió la invitación del gran poeta español Juan Ramón Jiménez a conocer E.E.U.U. y a formarse junto a él.

 

Una mujer adelantada a su época

Fue siempre una adelantada para el momento histórico que le tocó vivir y viajó en un momento en que pocos lo hicieron. En París vivió con la folkloróloga tucumana Leda Valladares. Con Leda integraron un dúo de cantantes folklóricas latinoamericanas que conquistó los mismos escenarios que transitaron Charles Trenet, Georges Brassens, Barbara y Charles Aznavour, en sus comienzos.  Grabaron discos en Francia, Inglaterra y Alemania.

Sin haber estudiado música, compuso en París las canciones para chicos que le dieron renombre en los ’60. Más tarde creó y dirigió las comedias musicales que se estrenaron en un moderno Teatro San Martín y que no dejaron de representarse hasta el presente. Luego, con las canciones para adultos transitó los escenarios del café concert para transformase en la Juglaresa de Buenos Aires.

 

Compromiso Político y Social

Políticamente M.E.W. se declaró pacifista al estilo de Gandhi y Martin Luther King, defensora a ultranza de los derechos humanos. En Argentina participó firmando las solicitadas por la desaparición de personas durante los años de plomo, junto a otras personalidades de la cultura.

Como periodista desafió a la censura de los medios. El 16 de agosto de 1979 en plena dictadura militar, escribió una nota para el diario Clarín, titulada: “Desventuras en el País- Jardín- De- Infantes” donde declaraba:

“Sí, la firmante se preocupó por la infancia, pero jamás pensó que iba a vivir en un País-Jardín-de-Infantes. Menos imaginó que ese país podría llegar a parecerse peligrosamente a la España de Franco, si seguimos apañando a sus celadores. Esa triste España donde había que someter a censura previa las letras de canciones, como sucede hoy aquí y nadie denuncia; donde el doblaje de las películas convertía a los amantes en hermanos, legalizando grotescamente el incesto.”(…) “En lugar de presentar certificados de buena conducta o temblar por si figuramos en alguna «lista» creo que deberíamos confesar gandhianamente: sí, somos veinticinco millones de sospechosos de querer pensar por nuestra cuenta, asumir la adultez y actualizamos creativamente, por peligroso que les parezca a bienintencionados guardianes“

 

La poesía da nacimiento a la persona

Sufrió un cáncer de fémur por el que luchó con gran coraje y finalmente logró recuperarse. Con la ayuda del amor de su vida, la prestigiosa fotógrafa Sara Facio, que siempre permaneció a su lado. Walsh menciona este hecho con gran agradecimiento en su libro póstumo.

Yo me nazco, yo misma me levanto

organizo mi forma y determino

mi cantidad, mi número divino,

mi régimen de paz, mi azar de llanto.

En su soneto Asunción de la Poesía (Casi Milagro, 1958) del que transcribimos la primera estrofa, el yo poético se constituye por el poder de la palabra.  La poesía es la que da nacimiento a la persona y no a la inversa; es el texto poético el que organiza la vida.

En el día del cumpleaños de María Elena Walsh, queremos recordar y honrar a su persona por su ejemplo de vida. Asimismo, consideramos la totalidad de su obra con como un texto que permanece vigente a través de generaciones en la cultura argentina, generando nuevos sentidos por medio de sus relecturas permanentes.  

Alicia Origgi.

Comparto una nota del Diario Infobae que me gustó mucho sobre el cumpleaños de María Elena Walsh

Leer su Biografía completa AQUÍ

Leer su Obra completa AQUÍ

1 comentario en «RECORDAMOS A MARÍA ELENA»

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: